UNA HISTORIA NADA MÁS...


Lo recuerdo muy claramente. Fue en una gélida mañana de agosto. El cielo estaba tapizado de nubes negras, anunciando una incipiente lluvia, o más seguramente, nieve. Caminaba yo por la calle cuando, de repente, las nubes se abrieron, dejando un espacio como lago en el cielo. Y un rayo de luz cegó mis ojos. Cuando pude recuperarme del flash lo vi… estaba frente a mi… Y recordé todas esas historias que había leído y que había subestimado, pensando que esas personas estaban locas. Si, ahí estaba, tan real como vos y yo, y me miraba profundamente… en silencio…era un ángel. Me puse muy nervioso, no sabía que hacer… estaba totalmente obnubilado… Sólo atiné a besarla…

De ahí en más sucedieron cosas muy extrañas. Se me aparecía cuando menos lo esperaba, y siempre ocurría lo mismo, me miraba en silencio, me atravesaba con su espada de fuego y me dejaba en llamas.

Entonces mi vida cambió. Sólo esperaba que apareciera y me incinerara. No me importaban las marcas que iba dejando en mi cuerpo. Paradójicamente, ese bello ángel abrió mis pesadas puertas de hierro y desató todos mis demonios, cortó sus cadenas, los dejó en libertad. Y hace un tiempo se fue… desapareció… no volvió mas… y se llevó las llaves. Sólo la he vuelto a ver en sueños.

Si la encuentran, por favor, avísenme. Eso si, no la toquen… su piel también quema, yo lo sé, todavía tengo sus cicatrices. Es muy fácil de identificar: brilla aún estando al sol, tiene unas alas enormes, y los ojos más bellos del mundo…

3 comentarios:

hernan dijo...

música de robbie? yeah.

lobo rojo solitario dijo...

q vivo así tb yo quiero un ángel, eso sí no muy caliente para q no me queme las tostadas.
ya llegué lion, de nuevo aquí el Edu de siempre.

raul alberto banini dijo...

Si lo veo me puedo calentar las manos no encuentro los guantes, che espero que tenga barbijo