LEYENDAS URBANAS


EL MISTERIOSO SEÑOR DE LOS LIBROS

Dicen que un día decidió deshacerse de todos los signos de puntuación, que metió en una gran bolsa todas las comas, puntos, guiones, diéresis y paréntesis que encontró y los tiró a la basura. Dicen que hablaba solo por las calles, las pocas veces que lo veían salir.

- Pero este señor no trabaja ?
– Si, es artista, músico, creo que ha grabado un disco …
- No !!! yo digo un trabajo en serio…que se levante temprano…
- Yo lo he visto temprano, pero borracho… y con una guitarra…


El no tenía idea de ellos, pero a la gente le encantaba hablar de él. Que no se bañaba, que dormía de día, que era drogadicto, que era puto…

- Pero cómo puto ? si yo lo he visto entrar al edificio con un montón de minas distintas !!!
- Si, son amigas de la peluquería…


Contaban también que hablaba raro, que decía cosas que nadie entendía

- El otro día yo me lo encontré en el supermercado, y me acerqué a saludarlo, y me dijo “gueraujiarsanopapich” o algo parecido…
- Para mí que anda en brujerías…


Nadie sabía si tenía familia, aunque habían visto a una nena muy parecida a él que a veces pasaba por ahí. Tendría padre, madre, hermanos ? Seguramente si, pero con ese carácter quien que va querer venir a visitarlo… además con esa barba… y esos pelos… viste ?

El portero del edificio comentaba que su departamento ya no tenía paredes, que las había derribado todas – incluso las del baño – y que las había reemplazado por pilas de libros y CDs…

- En serio !!! Te lo juro !!! Una vez me invitó a entrar para que viera con él un partido de River !!! Porque encima el muy turro tiene Direct Tv…

Nadie sabía exactamente quién era ni cómo se llamaba, algunas decían que Sulivan, otros que Donovan. De lo que estaban seguros era que tenía doble apellido, Once Astros, o algo parecido…

Pero al tipo todo eso nunca le calentó. El tipo simplemente era quién era. Leía y leía y leía y leía y, mientras escuchaba en su Mp3 un viejo rock & roll de los ´50, levantaba el dedo medio de su mano izquierda (en la derecha llevaba siempre un libro) y con un silencioso Fuck You !!! saludaba a todo el vecindario. Y seguía leyendo.

3 comentarios:

hernan dijo...

jajajajajaja. me encantó la leyenda. me mataste! genial. abzs.

Bibiana Poveda dijo...

los "diferentes" asustan siempre. asustan a nuestra condenada manía de ser iguales, cuadrados, marcados...
un gusto pasar por aquí.
saludos!

hernan dijo...

gueraujiaryusanopapichhh!!! negrotat bolbé bolbé bolbé.