EL MALLA


Fue, sin lugar a dudas, el tipo con mas cultura que he conocido. Tremendo escritor, insuperable diseñador gráfico, enorme dibujante y artista plástico. Tengo el privilegio y el orgullo de decir que mis hijos tienen sus genes.

Siempre comentábamos entre quienes lo conocimos que su espacio perfecto hubiera sido un programa radial, para poder desplegar allí su gigantesco conocimiento y compartirlo con miles a la vez. Afortunadamente pudo lograrlo también.

Aquella tarde, sumido en el abrasador calor del día, decidió dormir una siesta...

Lo imagino ahora enfrascado en una eterna charla, vino de por medio obvio, con Borges, Dante, Joyce, Macedonio y tantos otros...

No me lleves a sombras de la muerte
Adonde se hará sombra mi vida,
Donde sólo se vive el haber sido.
No quiero el vivir del recuerdo.
Dame otros días como éstos de la vida.
Oh no tan pronto hagas
De mí un ausente
Y el ausente de mí.
¡Que no te lleves mi Hoy!
Quisiera estarme todavía en mí.

Hay un morir si de unos ojos
Se voltea la mirada de amor
Y queda sólo el mirar del vivir.
Es el mirar de sombras de la Muerte.
No es Muerte la libadora de mejillas,
Esto es Muerte. Olvido en ojos mirantes.

Macedonio Fernández


Chau Ernesto.

3 comentarios:

Marcelo Camisay dijo...

Chau Ernesto.

Surcom s.a.c. dijo...

Espero que nos veamos pá y me comprés una coca y unos puchos para charlar un toque. Gracias por dejarme tus manos y una pizca de tu talento. Guardame el batman !

pit dijo...

Lo único que sé es que cuando ví por primera vez lo que pintaba me dije "eso es lo que yo quiero hacer!" y me contagié de naranja y negro para siempre.
Hasta siempre Ernesto.